You are currently browsing the tag archive for the ‘Gomorra’ tag.

Creo que hay que buscar siempre para sacar partido de todas las experiencias vitales…. de esta manera, mi tarde de domigo malgastada en los Ideal padeciendo un audiovisual de 140 minutos titulado “Gomorra”, fue compensada por un jugoso debate que se suscitó a la salida.

Una de las verdades universales ante las que no queda sino descubrirse, por muy ramplonas y ordinarias que resulten es que “las opiniones son como los c-los, todo el mundo tiene una” (Excursus: otro día escribiré sobre la mala prensa de los dichos populares, pese a que aciertan bastante más que Aristóteles o Confucio, a los que cita todo el mundo, … y que Chesterton que ni se sabe muy bien en virtud de qué título emite tanta fraseología, ya ni os cuento). Bien, pues emitiendo mi opinión, me empecé a quejar amargamente de lo tostón y mal hecha que me parecía la película, ante lo cual una conocida se puso en modo “pantera”, diciendo que era una película “maravillosa” y “muy, pero que muy importante”, porque era fundamental que denunciara lo que estaba sucediendo en esa zona de Italia para que se hiciera público y se arreglase de una vez.

Yo creo que lo que sucede con la Camorra lo sabe todo el mundo, porque no hay más que visitar Napolés para respirar la pobreza y el subdesarrollo impuesto por este sistema. Y creo también que tiene mal arreglo, porque la comunidad internacional bien poco puede hacer frente a una cuestión de la soberanía nacional de un país tan importante en el concierto mundial como Italia…. ya me dirá esa señora qué podemos hacer los demás… no nos veo bombardeando Napolés, la verdad.

De lo que adolece la película es de un guión que explique la historia al espectador…. y aquí entra mi crítica: considero que la película que no es capaz de contar una historia, simplemente porque la cuenta mal, es una mala película. Si hasta el minuto 120 no sabes si un personaje es madre de otro o vecina o no tienes la menor idea de por qué se matan, porque resulta que hay dos bandas, pero hasta el minuto 90 no te lo cuentan, o no llegas a saber si un taller es de alta costura o de ropa cutre, o no entiendes cómo se relacionan exactamente los malos con un empresario sinvergüenza, o si simplemente se expone un caso de corrupción, creo que la película es mala.

Esto me recuerda a los años 70-80 con la canción protesta y los cantautores…. ¿es lícito que la denuncia social SUSTITUYA a la creación artística? Parece que una cosa es la temática social, es decir, usar el lenguaje musical o cinematográfico para denunciar situaciones de injusticia, lo que es perfectamente lícito, y otra muy distinta torturar espectadores u oyentes con un mensaje amorfo, sin cuidar el continente…

Hay películas de denuncia social maravillosas (En el valle de Elah, Ciudad de Dios, Lloviendo piedras, etc., etc.,) y no por eso dejan de enseñarnos con toda crudeza una realidad. Esta película enseña MUY PARCIALMENTE una realidad (ya que no explica realmente el entramado social de la Camorra, y cómo salpica a todas las clases sociales, no sólo al lumpen, y a todos los habitantes de la ciudad, empobreciéndola notablemente), y es, en mi opinión, bastante malucha.

Anuncios

Archivos

Anuncios