You are currently browsing the tag archive for the ‘Música’ tag.

Este lunes, formando parte de una audiencia, escuché declarar a un ponente conocido en el mundo audiovisual español que en una película o en una serie, la música era lo de menos porque siempre podía componerse algo … (le faltó decir midi o con el Casio de Navidad del niño) para tener que evitar pagar derechos de autor. Entendiendo que la defensa de un gremio  (el que interese de una producción audiovisual) puede llevar a la exageración, pero ésta casi me incentiva a otra entrada. Sin embargo, como habíamos adelantado en la anterior, había una novedad musical de la que queríamos dejar constancia en el blog: derechos de los intérpretes y ejecutantes que como se ve, frente a los autores (Art. 87 TRLPI), hay quien los tiene más o menos en cuenta.


En el mundo musical europeo no hay una verdadera igualdad de condiciones para los distintos tipos de artistas. Actualmente, la protección de los derechos asociados a las interpretaciones y grabaciones musicales tienen una duración de 50 años. Los de los compositores, sin embargo, gozan de esta protección durante toda su vida y 70 años después. Así está regulado Art. 26 vs. Art. 112 del TRLPI.


La situación de los intérpretes en Europa es que sólo el 5% de los artistas intérpretes viven de su profesión ya que la gran mayoría desarrolla actividades alternativas que, al final, son los ingresos de los que realmente viven. Además, según un informe de la Asociación de Organizaciones de Intérpretes Europeos de julio de 2007, entre el 77% y 90% de los ingresos distribuidos a los artistas intérpretes en la UE, se destina al 20% de los artistas más destacados. Por ello, ya el año pasado desde la Comisión Europea como la comisión parlamentaria de Asuntos Jurídicos, proponían una ampliación hasta los 95 años para lograr una medida que supusiera una mejora social de esos artistas que en ocasiones ven disminuir sus ingresos en sus últimos años de vida.


Este año, a finales de abril, la Eurocámara ha aprobado unas enmiendas donde se aboga por ampliar la protección de los derechos de los intérpretes a 70 años frente los 50 actuales. Enumeramos las principales:


  • Con el fin de garantizar que los artistas se benefician de los ingresos procedentes de esta extensión, los diputados reclaman evitar el uso de contratos previos a la nueva norma (enmiendas 46 y 62).

  • Otra de las propuestas es la de crear un fondo destinado a los músicos cuyos derechos ya han expirado. Este fondo es una medida transitoria para compensar a aquellos músicos que hayan cedido sus derechos basándose en la protección de 50 años. Para financiar este fondo, los productores tendrán la obligación de contribuir, al menos una vez al año, con un mínimo del 20% de los ingresos procedentes de la extensión del plazo de protección.

  • El Parlamento alega que esta aportación de las productoras debe ser proporcional a los ingresos de los productores y, por tanto, la transferencia será menor si los ingresos son menores (enmienda 68).

  • Las sociedades recaudadoras, que representan los intereses de los artistas y los productores, deberían ocuparse de la administración del fondo y de su distribución entre los músicos (enmienda 61).

  • Se busca introducir un procedimiento uniforme de cálculo del plazo de protección de una composición musical con letra elaborada por varios autores.

  • Por otra parte, el texto parlamentario contempla que si los productores, 50 años después de la publicación del disco, no ponen a la venta un número suficiente de copias del álbum, el artista podrá entonces rescindir el contrato suscrito sobre la propiedad intelectual. El productor tendrá un año, desde la notificación por parte del intérprete, para proceder a su publicación (enmienda 58).

  • La Comisión debería presentar un informe tres años después de la entrada en vigor de la nueva legislación (y a continuación cada cuatro años) que aclare si la extensión de los derechos de autor ha mejorado realmente la situación social de los artistas (enmienda 74).
  • El texto solicita a la Comisión que realice antes de enero de 2010 un estudio sobre la situación del sector audiovisual europeo. El objetivo de este estudio es determinar si la ampliación del plazo de protección de los derechos de autor también beneficiaría a este sector (enmienda 75).

Para que entren en vigor estas medidas el Consejo tiene que aprobar todas las enmiendas que han salido adelante en la Eurocámara; en caso contrario, el tema quedará pendiente para la próxima legislatura. Los 95 años inicialmente aludidos eran excesivos y el ponente, el diputado irlandés Brian Crowley, aseguró que dejar esta cifra en 70 años facilitará el acuerdo con los Estados miembros para aprobar definitivamente la directiva. El documento contó con el respaldo de 377 votos, mientras 178 parlamentarios se mostraron contrarios y 37 se abstuvieron. De ser ratificadas estas enmiendas, los Estados miembros dispondrían, según el texto del Parlamento, de dos años para transponer la directiva.

Anuncios

Según se publica, Robbie Williams asegura haber recibido la visita de un alienígena. Afirma el músico que una extraña luz entró al estudio de grabación de Los Ángeles, justo cuando acababa de terminar de escribir una canción que se llama ‘Arizona’, que trata de los secuestros alienígenas en la tierra. Al parecer, los amigos de Robbie están preocupados por su salud mental y su “autoencierro”, ya que lleva sin salir de su mansión en 83 días.

Dado que en mí se mezcla la doble condición de super-fan de X-Files con la de Abogada dedicada especialmente a la propiedad intelectual,

a.- No entro a valorar a quién recibe cada cuál en su casa: probablemente con ese pedazo mansión, el buen Robbie puede alojar perfectamente al mismo tiempo a E.T. con toda su parentela, los cabezones de Mars Attacks, y al mismísimo Jabba el Hutt pasado de kilos por los excesos veraniegos.

b.- Sí me preocupa, en cambio, la intervención del extraterrestre en el proceso creativo, ya que en 83 días se pueden componer unas cuantas canciones…. por ejemplo: ¿podría hacerse socio de PRS/MCPS (versión británica de la SGAE) para ejercitar sus derechos de autor? ¿resistiría la mítica flema británica la visita de nuestro alienamigo pidiendo los impresos de alta de socio? ¿a qué cuenta se le transferirían los royalties?

Ectoplasmas aparte, esto me recuerda un poco (salvando las distancias) a aquella ocasión en la que Sabina quiso registrar en SGAE una canción en coautoría con el Subcomandante Marcos, así, “con un par”: nombre y apellidos “Subcomandante Marcos”; supongo que la dirección sería “en algún lugar de Chiapas, Méjico”….¿y la cuenta bancaria?…. la verdad es que el acto de Sabina de reconocer la parte de coautor le honra, pero me parece que el vil metal exige unos requisitos formales un poco incompatibles con outsiders, tanto guerrilleros como alienígenas…

MÚSICA EN DOMINIO PÚBLICO

Dicen que la música amansa a las fieras. El arte de los sonidos y silencios suele marcar recuerdos, acompañar experiencias y ser la solución terapéutica perfecta para relajar músculos y pasiones.

Por eso, hay una opción para tener la música clásica para vivir Y SER FELICES. El proyecto MUSOPEN reúne recursos y grabaciones de música clásica para la inspiración de todos. La descarga es gratuita y sólo hay una exigencia que ya superamos ahora que somos blogeros ;) tener acceso a Internet.

Por supuesto que los derechos de autor de la música clásica expiraron en su mayoría pero hay muchas grabaciones que sí están protegidas. MUSOPEN crea una comunidad online para responder a cuestiones relacionadas con derechos de autor y distribución de música, ayudando a los amantes de la música (y la buena vida) a conocer las leyes y discernir cuándo la pieza es libre o no.

Lo más genial es que, buscando ofrecer la mejor selección de música clásica, hace puja para pagar nuevas grabaciones de obras en dominio público y de esta manera tener la totalidad de los derechos editoriales y fonográficos que permitan el acceso libre e ilimitado. Los usuarios ofrecen la cantidad que pagarían para financiar una grabación y en el propio sitio combinan las pujas de quienes querrían la misma pieza para buscar la forma de financiar la grabación y conseguir el libre acceso de quien quiera disfrutarla. Así quiere ser la mayor biblioteca online de obras musicales clásicas de dominio público. Ah! Y es que además, cuando dice que ofrecen “recursos” es que hablan de partituras, historia… tiene radio… Simplemente genial!

Citando a Debussy, la música es “un total de fuerzas dispersas expresadas en un proceso sonoro que incluye: el instrumento, el instrumentista, el creador y su obra, un medio propagador y un sistema receptor”.

Entonces no se hablaba de derechos de autor.

http://www.musopen.com Dice “Without music life would be a mistake”

Archivos

Anuncios